Friday, December 30, 2016

Critica el trabajo de los medios occidentales cineasta Carla Ortiz

Carla Ortiz, la cineasta boliviana que estuvo registrando diversas incidencias de la guerra en Siria, habló acerca de las inconsistencias de los medios de comunicación occidentales a la hora de informar sobre los sucesos del conflicto.

Como parte de su trabajo de investigación para el documental que realizó sobre el rol de las mujeres en la guerra siria, viajó en marzo de 2016 a ese país. Después de visitar la zona de conflicto por primera vez, realizó otras visitas en los siguientes ocho meses. Tiempo en el que Ortiz cambió su visión sobre el mundo.

RODAJE DE DOCUMENTAL

Durante el rodaje del documental de su producción recorrió varias localidades de áreas controlados por los rebeldes y también áreas liberadas, ocasiones en las que pudo conocer de cerca la posición de la gente que vive en medio del conflicto, algunos con posiciones neutrales y otros en favor del régimen.

Ortiz, junto al equipo de filmación, tuvo que volver a Alepo durante los días de liberación. “En Alepo se escuchan explosiones cada 30 segundos, es constante, como extranjera al llegar te das cuenta que una situación de seis años en ese estado no puede ser una vida digna”, dijo Ortiz.

Entre los principales contrastes que percibió Ortiz se encuentran: “El error de Occidente es pensar que Medio Oriente vive constantemente en conflicto, que es un caso sin solución, que nunca va a poder haber paz. Se olvidó que las grandes potencias siempre están jugando sus intereses geopolíticos y económicos. Eso ha hecho que abandonemos a toda esa gente, porque la hemos tomado como un caso perdido. En nuestra desesperación por ayudar, hemos confiado en activistas y organizaciones de derechos humanos, que decían estar en estas áreas de conflicto, pero han fracasado en la comunicación real de lo que están viviendo los sirios. Al contrario de lo que se dice, existe una oposición moderada en Siria. Toda la gente –que permanece en Siria- era la que al principio pedía reformas a su Gobierno, no que su presidente baje de la silla”.

DISTORSIÓN INFORMATIVA

En cuanto a la distorsión de la información, Ortiz dijo: ‘Es como si los medios hubieran creado una propaganda a la que se ha apoyado con buena y mala intención…no vi ninguno de los medios de comunicación más fuertes parados en medio de los desastres donde me encontraba. En los últimos días, en Siria había personas de los canales más importantes quedándose en los mismos hoteles donde yo me alojaba; sin embargo, en los seis frentes de guerra no había ningún medio, excepto “Russia Today”. Ese es nuestro error, no estamos escuchando lo que quieren decir los sirios, escuchamos testimonios de sirios que han dejado el país hace años y que ya no están imbuidos de lo que sucede allí. Yo no voy a negar que la gente fuera perseguida por su presidente, pero la situación hace seis años era muy diferente a la de ahora; hoy la gente es víctima del terrorismo y la guerra. Lo que quieren los sirios es que termine la destrucción de sus casas y la matanza de sus niños’.

El documental, una producción boliviana, se llama ‘Voz de Siria’, que muestra cómo es la experiencia de la guerra “desde el clamor real de la gente como ciudadanos”. Se estrenará a mediados de junio de 2017, en forma simultánea en Bolivia y Siria.

Thursday, December 29, 2016

Carla Ortiz llama atención por documental sobre Siria



La boliviana Carla Ortiz, en esta última semana, llamó la atención de varios medios internacionales y bolivianos, entre ellos la cadena televisiva estadounidense CNN y el portal virtual ruso Sputnik en español, a raíz del documental que viene filmando desde marzo pasado en Siria.

Según ha revelado Ortiz, su documental —que estará listo a mediados de 2017— se denomina “Voz de Siria” y tiene el propósito de mostrar la guerra “desde el clamor real de la gente como ciudadanos”.

“Jamás en mi vida vi ninguno de los medios de comunicación más fuertes ahí parados en los desastres donde estaba yo”, dijo la boliviana en una entrevista reproducida ayer por Sputnik, insistiendo de ese modo en “las inconsistencias de los medios de comunicación occidentales a la hora de informar sobre los sucesos del conflicto”, según Sputnik.

En Bolivia, desde el lunes pasado que las fotos que Carla Ortiz publica en las redes sociales sobre su estancia en Siria han desatado una serie de críticas sobre su posición en el conflicto.

“¡Mi amor! ¡He estado literalmente a punto de morir… y mi alma y vida están dedicadas profundamente a la gente Siria! No puedo perder ni un minuto de tiempo en estos mis admiradores confundidos. No tengo nada (más) que comentar al respecto”, afirmó Ortiz, cuando ANF quiso conocer su percepción sobre sus detractores.


Ortiz responde a las críticas de adeptos

La actriz boliviana, Carla Ortiz, respondió a las críticas que surgieron en las redes sociales por su trabajo en Siria y, con la amabilidad que le caracteriza, dijo que prefiere no perder su tiempo en sus admiradores que la cuestionan porque cree que están confundidos.

"Mi amor! He estado literalmente a punto de morir... y mi alma y vida están dedicadas profundamente a la gente Siria! No puedo perder ni un minuto de tiempo en estos mis admiradores confundidos. No tengo nada (más) que comentar al respecto", afirmó Ortiz, cuando ANF quiso conocer su percepción sobre sus detractores.

En los últimos días, Ortiz fue criticada por algunos usuarios de las redes sociales, que incluso empezaron a difundir memes en base a las fotografías que la reconocida actriz se tomó en medio de la destrucción de Siria. La acusaron de "banalizar" la guerra en ese país e incluso calificaron el documental que prepara sobre el conflicto sirio como una "desfachatez".

Sin embargo, frente a esas críticas, también surgió una serie de muestras de cariño y respeto hacia Ortiz, quien desde hace varios años lleva el nombre Bolivia por diferentes partes del mundo a través de sus diversos trabajos cinematográficos.

En ese sentido, Ortiz dijo: "Gracias a Dios he recibido más de 6.000 mensajes de mis compatriotas dándome su amor y apoyo".

La actriz emprendió hace ocho meses un primer viaje a Siria para empezar a recabar información para el documental que prepara sobre el conflicto en ese país con el fin de mostrar una mirada más allá de lo que usualmente presentan los medios de comunicación internacional sobre el sufrimiento del pueblo sirio.

Wednesday, December 28, 2016

Generan polémica las fotografías de Carla Ortiz en Alepo

En redes sociales se abrió un debate en torno a las fotografías de la actriz boliviana Carla Ortiz, quien estuvo seis meses en Siria para filmar un documental sobre la guerra que azota, particularmente, a la ciudad de Alepo.

Fotografías sentada en un sillón en medio de las ruinas o junto a unos niños afectados por la guerra desataron una ola de críticas y adhesiones en Facebook, sobre todo en el grupo La Pública, desde donde se leen posiciones contrarias, quienes la cuestionan por la forma en que exhibe la tragedia en Siria y quienes la apoyan por el esfuerzo de vislumbrar el sufrimiento de ese país.


Esta fotografía desató una serie de críticas respecto al mensaje que quiso dar Ortiz. Hay quienes califican la imagen como una "banalización del genocidio en Alepo” y también como una "falta de respeto”.
"Tiene buenas intenciones, pero no basta con ello, hay que formarse; puede más la modelo que lleva dentro”, escribió, por ejemplo, Patricia Alandia.
"La foto muy fuera de lugar! No puedo juzgar el contenido hasta verlo. Pero si puedo juzgar la foto. Y no me parece apropiada esta bien lo que quiere mostrar y se entiende pero es algo asi como si en un evento trágico, un lugar devastado por la guerra, una ciudad destrozada por alguna catástrofe natural. Voy a sentarme bien maquillada y me tomo una foto como para una revista. Una falta de respeto", expresó, por su lado, Adri Ana.

Hay quienes defienden la labor de la actriz boliviana, ya que hacer cobertura en una zona de guerra requiere de mucha valentía, además cuestionan que se critique las fotografías, cuando lo que interesa es el documental que elabora al respecto.
"Banales son las millones de personas que pasan de largo lo que sucede en aquella parte del mundo, pasando por los dueños del mundo en la ONU y terminando en ustedes, bolivianos que en vez de aplaudir y admirar a una boliviana que hizo un trabajo de seis meses viviendo en una de las ciudades más destruidas por una guerra de poder, minimizan el esfuerzo y el riesgo de su propia vida”, escribió Claudia Burgoa.
"Marcelo deberías poner todas las imágenes y no solo una porque eso hace que la gente no conoce todo el trabajo realizado. Es como cuando los medios de comunicación solo informan lo que les conviene. Deberías poner todo el trabajo de Carla Ortiz y dejar que la gente saque conclusiones de la realidad y no solamente de lo que TÚ quieres", escribió Pupi Palenque, respecto al post de Marcelo Castro que abrió el debate sobre las fotografías.

Carla Ortiz responde a las críticas y cree que sus admiradores están confundidos

La actriz boliviana, Carla Ortiz, respondió a las críticas que surgieron en las redes sociales por su trabajo en Siria y con la amabilidad que le caracteriza dijo que prefiere no perder su tiempo en sus admiradores que la cuestionan porque cree que están confundidos.

"He estado literalmente a punto de morir... y mi alma y vida están dedicadas profundamente a la gente Siria. No puedo perder ni un minuto de tiempo en estos mis admiradores confundidos. No tengo nada (más) que comentar al respecto", afirmó Ortiz, cuando ANF quiso conocer su percepción sobre sus detractores.

En los últimos días, Ortiz fue criticada por algunos usuarios de las redes sociales, que incluso empezaron a difundir memes en base a las fotografías que la reconocida actriz se tomó en medio de la destrucción de Siria. La acusaron de "banalizar" la guerra en ese país e incluso calificaron el documental que prepara sobre el conflicto sirio como una "desfachatez".

Sin embargo, frente a esas críticas, también surgieron una serie de muestras de cariño y respeto hacia Ortiz, quien desde hace varios años lleva el nombre Bolivia por diferentes partes del mundo a través de sus diferentes trabajos cinematográficos.

En ese sentido, Ortiz dijo: "Gracias a Dios he recibido más de 6000 menajes de mis compatriotas dándome su amor y apoyo".

La actriz de cine y telenovelas emprendió hace ocho meses un primer viaje a Siria para empezar a recabar información para el documental que prepara sobre el conflicto en ese país con el fin de mostrar una mirada más allá de lo que usualmente presentan los medios de comunicación internacional sobre el sufrimiento del pueblo sirio.

Ortiz recorrió cerca al 75 por ciento de la región en conflicto y estuvo tanto en área protegida por el Gobierno de Siria como en zonas "liberadas" e incluso en territorio de dominio de los "rebeldes".

En estos meses de intenso trabajo, la boliviana logró hablar tanto con gente de la oposición, como con los ciudadanos que se consideran "neutrales" y también con los "pro régimen".

Una de sus experiencias más peligrosas que atravesó en Siria fue durante su reciente visita a Alepo, donde estuvo en medio de intensos bombardeos.

"En Alepo escuchas cada 30 segundos o cada minuto explosiones, ni siquiera cada hora, es constante y vos como extranjero te das cuenta que una situación de seis años en ese estado no puede ser una vida digna", remarcó.

Por eso, según la actriz, lo único que pide ahora la gente dentro de Siria es que se acabe la destrucción que está causando esta guerra.

"Si realmente todos los seres humanos tuviésemos (la oportunidad) de mirar a los ojos de un niño sirio, te juro que no necesitaríamos ninguna explicación, no necesitaríamos entender nada, para poder pararnos todos al frente y pedir la paz (en Siria) y creo que eso es una responsabilidad humana después de toda nuestra indiferencia a lo largo de seis años", declaró en una entrevista con sputniknews.com.

El documental de Ortiz se llama "Voz de Siria" y se espera su estreno para junio del próximo año.

La cineasta boliviana Carla Ortiz, quien estuvo registrando la guerra en Siria

Carla Ortiz es una reconocida actriz boliviana. Como parte de su trabajo de investigación para el documental que está realizando sobre el rol de las mujeres en la guerra siria, viajó en marzo de 2016 a ese país. Luego de esa primera vez seguiría yendo durante los siguientes ocho meses. Su perspectiva sobre el mundo ya nunca sería igual.



Recorrió cerca del 75% de Siria. Estuvo en áreas protegidas por el Gobierno, en áreas liberadas y en algunas áreas controladas por rebeldes. Conversó con gente de la oposición, gente neutral y gente pro régimen.

En su más reciente visita, a donde debió regresar con su equipo de filmación tras perder parte del material del primer viaje, estuvo en Alepo durante los días de la liberación. "En Alepo escuchás una explosión cada 30 segundos. Es constante. Como extranjero, al llegar te das cuenta que una situación de seis años en este estado no puede ser una vida digna", dijo en entrevista con Sputnik.
El documental, una producción boliviana, se llama ‘Voz de Siria', y según Ortiz lo que muestra es la experiencia de la guerra "desde el clamor real de la gente como ciudadanos". Se estrena a mediados de junio de 2017, en forma simultánea en Bolivia y Siria.

- ¿Cuáles son los principales contrastes entre lo que imaginaba encontrar y lo que encontró al llegar a esta región del mundo? El distrito Bustan al-Qasr en Alepo © AFP 2016/ Karam Al-Masri Una periodista independiente desmantela las mentiras sobre Siria - El error de Occidente es pensar que Medio Oriente vive constantemente en conflicto, que es un caso sin solución, que nunca va a poder haber paz. Nos hemos olvidado que las grandes potencias siempre están jugando sus intereses geopolíticos y económicos. Eso ha hecho que abandonemos a toda esa gente porque lo hemos tomado como un caso perdido. En nuestra desesperación por ayudar hemos confiado en activistas y organizaciones de derechos humanos que decían estar en estas áreas de conflicto que han fracasado en la comunicación real de lo que están viviendo los sirios. Al contrario de lo que se dice, existe una oposición moderada en Siria. Toda esta gente era la que al principio pedía reformas a su Gobierno, no que su presidente se baje de la silla. - ¿Cómo surgen estas distorsiones en la información que recibimos? - Es como si los medios hubieran creado una propaganda a la que se ha apoyado con buena y mala intención. Los que teníamos buena intención, ¿por qué no hicimos el trabajo profundo? He estado en Siria en muchas ocasiones y nunca en mi vida he visto en las masacres una persona de los medios occidentales.
— Jamás en mi vida vi ninguno de los medios de comunicación más fuertes ahí parados en los desastres donde estaba yo. En los últimos días en Siria había personas de los canales más importantes quedándose en los mismos hoteles donde yo me alojaba.

— Sin embargo, en los seis frentes de guerra donde he estado, que cubren todo el este de Alepo, no he visto a ninguno aparte de Russia Today. Entonces cómo nos pueden venir a decir que han estado cubriendo la guerra de la liberación o que Alepo está en llamas si yo no los he visto ahí durante esos días. Yo sí he estado en medio del tiroteo, yo sí te lo puedo contar. ¿Ellos de dónde sacan la información?

Estas cosas los medios hegemónicos no las cubren. Se enfocan en el conflicto bélico donde además se habla de una guerra civil pero se han olvidado de contar a todos los grupos extranjeros que han sido los causantes de la verdadera desestabilización. Cuando llegué a Palmira, tras ser liberada del ISIS [Daesh, proscrito en Rusia y otros países], era una ciudad fantasma. La gente en la calle te contaba cómo les cortaban los cuellos con latas de sardinas. Los niños nos contaban estas historias. Hemos cometido muchísimos errores. Nos dejamos llevar y repetimos las noticias sin verificar las fuentes que nos traen esas noticias.
¿Cómo describiría usted a este pueblo?

- El sirio es un habitante que tiene un amor infinito por su tierra. Es laico, multilingüe, cree más en la relación humana que en la religión. Hay extremistas extranjeros infiltrados en el país que han logrado desestabilizar la imagen del sirio y hoy en día no se sabe qué es un sirio. Se piensa que es un loco enajenado clavado a su religión. Yo vi en este país amigos cristianos y musulmanes, o sunitas y chiitas.

Lea más: "Al liberar Alepo, los soldados del Ejército sirio estaban liberando su propia casa" — El sirio es una persona pacífica. Lo primero que pasa cuando conoces a un sirio en su país es que le pide a uno disculpas porque usted está en su tierra en esta situación. Lo único que quieren es paz. Quieren que la guerra termine. Hay 16 ejércitos presentes en su pequeño país. Eso no es una guerra civil. Los medios de comunicación se olvidan de decir que está Rusia, Irán, Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudita, Francia, Gran Bretaña, 47 grupos rebeldes de los cuales unos 40 son terroristas. La cineasta boliviana Carla Ortiz en Siria Carla Ortiz La cineasta boliviana Carla Ortiz en Siria Ese es nuestro error. No estamos escuchando lo que quieren los sirios. Escuchamos testimonios de sirios que han dejado el país hace años y que ya no están imbuidos de lo que sucede allí. Yo no voy a negar que la gente ha sido perseguida por su presidente. Yo no estaba y les creo, pero la situación hace seis años es muy diferente a la de ahora. Hoy la gente es víctima del terrorismo y la guerra. Lo que quieren es que se acabe la destrucción de sus casas y la matanza de sus niños.

Más: https://mundo.sputniknews.com/entrevistas/201612281065877570-siria-guerra-medios-occidente/